La vida más allá de Whatsapp

Actualmente, al usuario propietario de un smartphone no le importa si sus conversaciones de Whatsapp son leídas, es más, la elección del medio de comunicación depende de que la mayoría de sus contactos esté presente en él. Pero que la actual moda de WhatsApp no quiere decir que el día de mañana siga estando en boga, sino preguntarle al MSN Messenger. A continuación te presentamos cuatro opciones para que puedas salir de Whatsapp en caso de que la idea de que Facebook guarde lo que escribas no sea de tu agrado.

image-05-700x525Line es el contendiente más serio que tiene Whatsapp a día de hoy, ya que el año pasado llegó a los 300 millones de usuarios, y es de hecho una compañía rentable que hace mucho dinero vendiendo stickers. Esas pegatinas que son a Line lo que los emoticonos al MSN en sus inicios. Además, incorpora un muro al más estilo Facebook para que estés al día de las actualizaciones de tus contactos, el número de famosos con cuenta no hace más que aumentar, tiene un cliente para el escritorio de Windows y es más segura que Whatsapp.

El problema radica en que, si lo tienes instalado, verás crecer día a día tus contactos, pero a día de hoy ninguno de ellos te haya iniciado una conversación a través de esta aplicación.

 bbm-sept183

Hace mucho, mucho tiempo en un galaxia sin Whatsapp, todo estaba dominado por otro sistema de mensajería instantánea… el BlackBerry Messenger.  Es el producto al que BlackBerry debió su éxito y que llevó a la compañía a lo más alto.

Aunque ha tardado mucho tiempo en aterrizar en iOS y Android, cuenta a día de hoy con un gran número de usuarios. Entre sus principales ventajas encontramos que es una de las aplicaciones de mensajería instantánea enfocada a la privacidad y seguridad, reminiscencias de su creación con motivos militares.

El problema que tiene es que el modelo del PIN que muchos alaban, parece no hacerle favores, otros servicios al estilo de WhatsApp simplemente añaden automáticamente a los contactos por número de teléfono y te llenan la agenda en un segundo, mientras que en BB Messenger tienes un desierto de contactos si no agregas manualmente el PIN de nadie. telegram-0

En esencia Telegram, es un clon open source de WhatsApp con mensajes que se autodestruyen. La mayoría del código de la aplicación en abierto, ponen bastante énfasis en el cifrado de sus comunicaciones, funciona perfectamente, tiene una interfaz casi calcada de WhastApp, lo que hace que sea fácil de adoptar por los usuarios a los que no les va bien el cambio (es decir, esos contactos que quieres convencer de cambiarse), y cuenta con un montón de aplicaciones para varias plataformas oficiales y no oficiales gracias a la API para desarrolladores. Puedes usar Telegram en Android, iOS, Windows Phone, Windows, Linux, Mac, Chrome y cualquier otro navegador.

Además, si consigues hackearlo te llevarás 300.000$

confideHablamos de Confide, una aplicación de mensajería móvil que busca imitar una conversación tradicional entre dos personas y, por tanto, los mensajes que se envían a través de Confide no tienen el riesgo de ser almacenados o reenviados, explican desde su página web.

La aplicación tiene dos cualidades que la diferencian de todas las demás. La primera es que el mensaje se borra y desaparece después de ser leído. No hay forma de almacenarlo. La segunda características es que no se podrían hacer capturas de pantalla, debido a que el mensaje está oculto y este solo puede leerse si se desliza el dedo sobre una zona subrayada que esconde al mensaje. Además, en caso de que alguien tratase de hacer una captura de pantalla, le llegaría una alerta al remitente.

En última instancia, la decisión tienes que tomarla tú, adaptándote a lo que mejor se ajuste o más te guste