El FBI da caza a los pedófilos en la Deep Web.

En agosto de 2014 se registraba en la Deep Web un sitio con el nombre de Playpen con el objetivo de compartir inofensivas imágenes, pero su función real era muy distinta, el sitio había sido creado con la finalidad de distribuir pornografía infantil.

El lugar de nacimiento de esta web no era casual, la dark web es una plataforma perfecta para los ciberdelincuentes, ya que les permite llevar a cabo sus propósitos de una forma privada al no poder ser encontrados por los medios convencionales de navegación.

Durante la investigación del sitio web, el FBI encontró que tenía más de 215.000 miembros y 117.000 post publicados que generaban un tráfico semanal de 11.000 visitantes. Lo peor venía en el contenido que se compartía, ya que incluía imágenes extremas de abuso infantil y, por si fuera poco, consejos sobre cómo los abusadores sexuales pueden mantener sus identidades ocultas en la red.

Tras descubrir esto, incautaron el servidor que se encontraba situado en Lenoir, Carolina del Norte y dieron soporte a Playpen desde sus propios servidores entre el 20 de febrero y el 4 de marzo de 2015.

Durante esas dos semanas usaron una técnica conocida como NIT, la cual infecta a los visitantes de un sitio web para capturar su dirección IP, descubriendo en ese periodo más de 1.300 direcciones IP.

Hay constancia de la utilización previa de este tipo de herramientas por parte del FBI pero, esta vez, la empleada era tan sofisticada que incluso fue capaz de descubrir las direcciones de usuarios de la red Tor, el sistema operativo que usaban, la dirección MAC del ordenador, el nombre del host y el nombre de usuario.

Una vez localizados, el FBI entró simultáneamente en los ordenadores de 1.000 usuarios del sitio web de pornografía mediante una sola orden.

Actualmente, hay más de 1.500 detenidos en relación con el sitio web Playpen en los estados de Connecticut, Massachusetts, Illinois, Nueva York, Nueva Jersey, Florida, Utah y Wisconsin.

Imagen | Zonamovilidad