Los padres de la criptografía moderna reciben el Premio Turing.

Es posible que estos premios no te suenen de nada, no te preocupes, es algo normal. Los Premios Turing son conocidos como el “Nóbel de la Informática”.

Son unos premios anuales que son entregados por la ACM (Association for Computing Machinery) a las personas que realizan aportaciones importantes en el campo de las Ciencias de la Computación. El premio se entrega desde 1966 en Nueva York, y lleva el nombre de Alan Turing, considerado una de las piezas clave en el mundo de la computación, además de contribuir decisivamente en campos como la informática teórica y la criptografía

Los ganadores de este año son, los conocidos como padres de la criptografía moderna, Whitfield Diffie y Martin Hellman, que han recibido el Premio Turing por sus contribuciones a la seguridad digital.

El presidente de la ACM Alexander L. Wolf destacó el papel de estos dos adelantados a su tiempo en cuestiones que hoy en día atañen tanto a las pequeñas empresas como a los gobiernos de los países más poderosos:

“Hoy en día, el tema de cifrado domina los medios de comunicación, es visto como un asunto de seguridad nacional, los impacta las relaciones del gobierno y el sector privado, y atrae a miles de millones de dólares en investigación y desarrollo. En 1976, Diffie y Hellman imaginaron un futuro en el que las personas se comunicarían regularmente a través de redes electrónicas y serían vulnerables a que sus comunicaciones fueran robadas o alteradas. Ahora, después de casi 40 años, vemos que sus previsiones fueron extraordinariamente acertadas.”

En 1976 estos dos pioneros publicaron un protocolo que fundó la base de la mayoría de los protocolos de seguridad que existen a día de hoy en Internet. Dicho protocolo implica: “el establecimiento de claves entre partes que no han tenido contacto previo, utilizando un canal inseguro y de manera no autentificada.

Establecían una manera de intercambiar mensajes cifrados a través de canales públicos, utilizando claves públicas y privadas para cifrar y descifrar el mensaje, de manera que las partes no tenían que tener ningún contacto, pudiendo utilizar cualquier canal inseguro y de manera totalmente anónima.

El próximo mes de junio, durante el banquete anual de la asociación será cuando reciban su merecido reconocimiento.