Adobe realiza una importante actualización de seguridad.

El formato Flash se resiste a morir, demasiados usuarios a día de hoy siguen usándolo y gracias a ello, no termina de desaparecer por completo, aunque debería.

Las constantes vulnerabilidades que posee han hecho que muchos expertos de seguridad aboguen por su desinstalación por completo de los equipos y dispositivos en los que estuvieran instalados para prevenir posibles ataques.

Esta vez, la actualización de seguridad incluye 23 parches considerados como críticos y, en caso de no realizarse, pueden desembocar en el secuestro de nuestro dispositivo por parte de un tercero.

Además, el riesgo se encuentra no sólo en el propio reproductor Flash sino también en otras aplicaciones de Adobe disponibles en equipos Windows, Linux, Mac y Chrome OS así como en dispositivos Android e iOS, según el boletín de seguridad de la compañía.

BoletinseguridadSi actualmente usas Flash Player en tus dispositivos, ahora tienes dos vías ante tí, por un lado actualizar lo antes posible o, por otro, desinstalarlo completamente.