Aprende cómo privatizar: Instagram (III)

Creada por Kevin Systrom y Mike Krieger esta aplicación, originariamente para iPhone, fue lanzada en octubre de 2010. Ganó rápidamente popularidad y en abril de 2012 contaba con más de 100 millones de usuarios activos, superando los 300 millones en diciembre de 2014 y los 400 millones de usuarios registrados en 2015.

Aunque en un principio se desarrolló solo para dispositivos iOS a principios de abril de 2012, se publicó una versión para Android, y en 2013 se lanzó la versión beta para Windows Phone.

La edad mínima para usar el servicio es de 14 años. Todas aquellas cuentas que la red social descubra que están siendo utilizadas por menores de esa edad, serán dadas de baja.

Instagram no recopila ni solicita conscientemente ninguna información de usuarios que no hayan cumplido aún los 14 años de edad, ni permite a sabiendas que dichas personas se registren en el Servicio. El Servicio y su contenido no están destinados a menores de 14 años. Si descubrimos que hemos recibido información de un niño menor de 14 años sin autorización paterna, borraremos esa información lo más rápido posible. Si consideras que podemos poseer alguna información de un menor de 14 años de edad o acerca de este, ponte en contacto con nosotros. – Política de privacidad de Instagram sobre los menores.

El usuario de Instagram es variadísimo: hay gente que usa esta red social para realizar un mural público de su día a día- los denominado ‘postureo’-, otros realizan fotografías de todo aquello que les gusta y, una gran parte, a realizar una carta de comida.

¿Problema? Pues que todas las fotos que subes a la red social se comparten con todo el mundo, es decir, una persona sin tener ninguna relación contigo puede ver todas tus fotos. Y, puede que esto no te guste.

¿Solución? Sigue leyendo.

Es la red social, en nuestra opinión, más fácil de ‘privatizar’. Es todo o nada. Todo el mundo puede ver tus fotos o, únicamente tus seguidores. Para conseguir echarle el ‘candado’ debes:

  • El primer paso para privatizar tu cuenta de Instagram es, evidentemente, abrir la app en tu smartphone. Vale, genio.
  • Una estés en la pantalla de tu perfil personal de Instagram, deberás pulsar sobre el botón de configuración que encontrarás en la parte superior derecha de tu perfil:
    • Con forma de rueda dentada en iPhone
    • A través de los tres puntos verticales en caso Android.
  • A continuación, dirígete a la parte de debajo de la pantalla y verás la opción de ‘Cuenta privada‘ que por defecto estará desactivada y, por tanto, tu cuenta de Instagram será pública y cualquier usuario podrá acceder a tus fotografías.
  • Para cambiar la privacidad de tu perfil, debes desplazar hacia la derecha este botón y presionar después el tick de la parte superior derecha para confirmar que quieres hacer que tu cuenta de Instagram sea privada.
    • El sistema te preguntará si estás seguro de tu decisión y quieres que las fotografías sean privadas. Confirma que ‘Sí, estoy seguro’. Tu cuenta de Instagram es ahora privada.
  • Si algún día quieres deshacer esta acción y volver a hacer públicas tus fotos, únicamente debes revertir esta acción.

A partir de ese momento, las fotos únicamente se compartirán con tus seguidores y toda aquella persona que te quiera seguir, no lo hará de manera instantánea, sino que deberás aceptar su invitación.

Relacionado: