La AEPD investiga los cambios de privacidad de WhatsApp.

La semana pasada, el gobierno de Alemania prohibió a Facebook recopilar los datos de los usuarios de WhatsApp. A raíz de esta decisión, no han sido pocos países los que se han planteado la toma de medidas similares entre ellos España.

Si has estado residiendo en Marte estos meses y no entiendes el revuelo por este cambio hacemos un rápido resumen.

En agosto, más concretamente el 25 de dicho mes, WhatsApp anunciaba que empezaría a compartir con Facebook el número de teléfono de sus usuarios, así como información sobre la frecuencia de uso de la aplicación de mensajería instantánea.

Tú como usuario de WhatsApp puedes negarte a que tus datos se usen para “mejorar experiencias respecto a anuncios y productos”, pero no a que Facebook conozca u de teléfono y patrones de actividad en WhatsApp.

En caso de que no quieras que Facebook sepa nada de ti, tienes que desinstalar la aplicación.

La Agencia Española de Protección de Datos ha iniciado de oficio “actuaciones previas de investigación” para examinar si esas transacciones de información entre Whatsapp y Facebook respetan la legislación española en lo que a protección de datos se refiere. Estudiará también las opciones que tienen los usuarios de oponerse a los cambios (pocas, la verdad).

La Agencia Española de Protección de Datos ha confirmado que investigará qué tipo de información se recoge y comparte entre el servicio de mensajería y la red social, los fines para los que se utilizan esos datos, los plazos de conservación de los mismos y las opciones que ofrece Whatsapp para que el usuario se oponga al tratamiento de su información personal. Vía EFE.

Al igual que le sucedió a Google cuando cambió sus condiciones, en caso de que la nueva política de privacidad de WhatsApp incumpla la normativa española de proteccioón de datos, la AEPD iniciará un procedimiento sancionador.