La Unión Europea pide a WhatsApp que deje de compartir datos con Facebook.

En agosto, más concretamente el 25 de dicho mes, WhatsApp anunciaba que empezaría a compartir con Facebook el número de teléfono de sus usuarios, así como información sobre la frecuencia de uso de la aplicación de mensajería instantánea. Es decir, Facebook podía tener acceso a toda tu información personal.

Ayer, en una carta abierta a Jan Koum, CEO de WhatsApp, la Comisión Europea le pedía a WhatsApp que dejase de compartir los datos con Facebook y le expresaba su pesar por los cambios en los términos de uso de la aplicación, la cual comparte la información de sus usuarios con fines publicitarios.

El Grupo de Trabajo del artículo 29 afirma que los cambios contradicen lo que las compañías prometieron no hacer y que aunque los usuarios pueden elegir si ofrecer o no sus datos, la opción aparece activada por defecto.

Debido a esto, ha pedido que se paralice la recopilación de datos mientras si se investiga si Facebook está cometiendo alguna ilegalidad pero, tiene un gran obstáculo, el Grupo de Trabajo no posee más autoridad que la de avisar y recomendar a WhatsApp la paralización.

Por su parte, WhatsApp ha emitido una respuesta oficial confirmando que la compañía está estableciendo “conversaciones constructivas” con las autoridades de la Unión Europea, estando dispuestos a cambiar su política y hacer que “se comprometa a respetar la ley aplicable“.

Lo que no han aclarado es si finalmente detendrán el proceso de recopilación de datos hasta nuevo aviso de la UE.