Los menores han normalizado la visualización de contenidos en línea a través de plataformas webs y apps móviles generalistas como YouTube o Netflix, donde hay bastantes contenidos dirigidos a personas adultas, así como otras plataformas específicamente dirigidas al público infantil como YouTube Kids, Clan, Boing, Disney, etc. que resultan más apropiadas.

Sin embargo, hemos de ser conscientes que no todos los contenidos infantiles son igual de adecuados.

Con esta reflexión comienza el recurso que os traemos hoy y que, aunque está destinado a centros educativos también podrás usarlo en casa.

Comenzamos con ciberseguridad’ forma parte de las Unidades Didácticas gratuitas que IS4K pone a nuestra para trabajar los problemas que pueden derivarse del uso de Internet por parte de los menores.

Dejar que los menores se adentren en Internet deja pequeña la palabra peligrosidad. Por ello, en esta guía encontramos dos actividades: ‘¿Y tú qué ves en Internet?‘ y ‘Juegas en línea‘.

La primera tiene como objetivo promover entre los menores el consumo responsable de contenidos en internet y prevenir que accedan a contenidos inapropiados para su edad.

El segundo se trata de un juego estilo ‘Policías y ladrones’ enfocado en la prevención a la hora de jugar online y fomentar el respeto en Internet. En dicho juego los menores deberán asumir el rol de:

  • Policía: debe estar atento a los gestos de los demás para lograr identificar al ciberdelincuente.
  • Ciberdelincuente: su objetivo es eliminar atodos los jugadores guiñando un ojo, evitando que el Policía le identifique. El ciberdelincuente puede hacer un cómplice sacando la lengua a un Jugador.
  • Cómplice: una vez que un jugador es convertido en cómplice, es el ayudante del ciberdelincuente, y debe intentar como él eliminar a todos los Jugadores que pueda guiñando un ojo.
  • Centro de ayuda: tiene la capacidad de devolver al juego a los Jugadores eliminados lanzándoles un beso. Si el ciberdelincuente le guiña un ojo, también puede ser eliminado.
  • Jugadores: si el ciberdelincuente les guiña un ojo, es decir, logra contactar con ellos, quedan eliminados colocando su carta boca arriba en la mesa. Sin embargo, si el Centro de ayuda les lanza un beso, vuelven al juego. Pueden convertirse en cómplices si el ciberdelincuente les saca la lengua.

Por tanto, aunque se trata de actividades pensadas para el aula puedes realizarlas sin ningún problema con los más pequeños de la casa y que, de esta forma, puedan dar sus primeros ‘ciberpasos’ de forma segura.

Como bien dicen en IS4K: “La prevención comienza antes de dar el primer paso

Descarga la guía aquí

Más información | INCIBE, IS4K