El ‘exchange’ de criptoactivos Binance ha sufrido un robo de dos millones de unidades de Binance Coin (BNB) su propia criptodivisa, durante un hackeo a su red de cadena de bloques (‘blockchain’)

Tal y como recoge Business Insider, el propio CEO de la compañía, Changpeng Zhao, ha confirmado que el robo se produjo en BNB Chain, la cadena de bloques de Binance, nacida de la suma de Binance Chain y Binance Smart Chain. El hackeo tuvo como objetivo BSC Token Hub, un puente entre estos dos dos sistemas de Binance.

Poco después de vulnerar la seguridad de la cadena de blockchain, el ciberdelincuente comenzó a repartir parte de los fondos entre diversos fondos de liquidez, intentando convertir BNB a diferentes activos.

Binance
Fuente | @0xfoobar en Twitter

«Hubo un exploit que afectó al puente nativo de la cadena cruzada entre BNB Beacon Chain (BEP2) y BNB Smart Chain (BEP20 o BSC), conocido como «BSC Token Hub»», se puede leer en un comunicado publicado en el sitio web de Binance.

Binance responde rapidamente

El problema se pudo resolver gracias a que Binance pudo parar por completo las transacciones de su red de cadena de bloques, gracias a que el ‘exchange’ contactó directamente con las 44 personas que ejercen de «validadores» de la cadena. Pero ha reconocido que también han robado 2 millones de su propia cripto, BNB. A un valor aproximado de 284 dólares cada token, el total suma casi 600 millones de euros.

«Las cadenas descentralizadas no están diseñadas para ser detenidas, pero contactando con los validadores de la comunidad uno por uno fuimos capaces de detener el incidente (…) Esto retrasó el cierre, pero pudimos minimizar las pérdidas», ha indicado Binance.

La firma tiene previsto diseñar un nuevo mecanismo de gobernanza para evitar posibles nuevos ataques en el futuro, mientras va a aumentar el número de validadores de la red para aumentar la descentralización de su red.

¿Encontraste este artículo interesante? Sigue a DDR en Twitter, Mastodon, LinkedIn, Tiktok y Facebook o suscríbete a nuestra newsletter.