Corría el año 1971. Internet aún no había nacido, pero su semilla ya estaba plantada y en funcionamiento.

ARPANET , la red de ordenadores creada por encargo del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DOD) ya era funcional y, tal y como podéis ver en la foto de debajo, cabía toda en un folio tamaño A4.

ARPANET 1971

Es en este marco cuando en los ordenadores de la red ARPA comenzó a aparecer un mensaje: «I’m the Creeper, catch me if you can!« («Soy una enredadera… ¡atrápame si puedes!»)

Se trataba de un programa que se replicaba a sí mismo y se difundía de entre las máquinas DEC PDP-10 con sistema operativo Tenex, aunque algunas fuentes afirman que el ‘virus’ también afectó a los IBM Series 360.

Ejemplo de una máquina DEC PDP-10 con sistema operativo Tenex

Su creador fue Robert H. Thomas quien únicamente quería demostrar que un programa podía saltar de un nodo a otro de la red ARPA realizando una tarea sencilla.

«CREEPER es un programa de demostración que puede migrar de una computadora a otra dentro de la red ARPA mientras realiza su sencilla tarea»

Robert H. Thomas.

El programa raramente se replicaba de verdad, sino que ‘saltaba’ de un nodo a otro, eliminándose del nodo anterior. Creeper nunca se instalaba en un nodo sino que se movía entre ellos.

Código de Creeper

Podía llegar a imprimir un archivo en el ordenador en el que se encontrase, pero después se detenía. En ese momento, buscaba otro nodo con TENEX, establecía conexión y se copiaba en el, borrándose del ordenador anterior.

El dilema del «no-virus» de Creeper.

Aunque se trata del primer código no deseado de la historia, ni su finalidad ni la intención de su creador eran malas.

Influye también que habría que esperar hasta hasta 1983 para ver un código con «malas intenciones» hace que mucha gente no considere a Creeper como el primer virus.

El primer virus trae consigo el primer antivirus.

La relación causa-efecto no tardó en aparecer y fue el padre del correo electrónico, Ray Tomlinson, quien lo creó una solución contra Creeper.

Tomlinson decidió que para luchar contra Creeper (enredadera en español) lo mejor era llamar a su antagonista Reaper (segadora en español).

Reaper imitaba el comportamiento de Creeper y viajaba entre los nodos de la red replicándose a si mismo y eliminaba a Creeper de los ordenadores en los que se encontraba.

El domingo que viene nos iremos hasta 1983 para hablaros de esa primera pieza de código con malas intenciones.

Os esperamos #OldMalware.