Artículo originalmente publicado en nuestra Newsletter de LinkedIn

Se ha puesto de moda y está teniendo un ascenso absolutamente meteórico, lanzada en 2020 BeReal ha empezado a ganar adeptos a mediados de 2022 y permite a la gente compartir momentos no filtrados de su vida.

Es una app que en su base tiene como idea huir del «postureo» y hacer que sus usuarios compartan momentos reales de sus vidas, pero la idea tiene sombras.

Las sombras de BeReal

Empezando con su funcionamiento ya que una vez que descargas la aplicación, recibes una notificación una vez al día de que «Es la hora de BeReal». Eso significa que tienes dos minutos para sacar y publicar una foto de lo que estás haciendo, por muy mundano que sea.

No hay una hora fija: la notificación llega en diversos momentos del día, lo que aumenta el misterio de la aplicación y hace que, además de entrometerse en tu privacidad, se entrometa en tus quehaceres diarios, ya que si pierdes la oportunidad, no vuelve hasta el día siguiente.

Además, hace una foto doble: una selfie y una que muestra lo que tienes delante. (BeReal aún no permite videos). Y esto es aún más peligroso.

Más peligroso porque puede que en una de esas fotos enseñes algo que no quieras: tu ubicación, con quien estas, el post-it con las contraseñas de la pantalla del ordenador… Por si fuera poco, además la geolocalización no viene desactivada por defecto y al publicar una foto, se pide a los usuarios que activen o desactiven la geolocalización y que decidan si quieren compartirla con toda la comunidad de BeReal o solo con su círculo de amigos.

Todo esto en dos minutos debido a que si haces la foto pero no la publicas en ese momento, BeReal le dice a tus amigos cuántas horas han pasado entre la hora de la notificación y la de publicación. Es decir, tienes un seguimiento perfecto de dónde estabas y lo que hacías.

¿En qué se traduce todo esto?

En que los feeds de las personas se llenan de fotos en cualquier momento, a cualquier hora y haciendo cualquier cosa, es decir, tienes un perfilado perfecto de cómo una persona desarrolla su vida día a día sin ningún tipo de filtro.

BeReal
No hay texto alternativo para esta imagen

Pero ojo, no todo es malo. Para proteger la privacidad de sus usuarios, sólo puedes acceder al feed de tus amigos si tu publicas en el tuyo, en caso contrario, este se encuentra vedado.

Pero si hasta aquí te ha parecido un poco raro, vamos ahora con la mejor parte y la más turbulenta de BeReal.

Falta de moderación de contenidos.

Y la peor parte es que la app se autodenomina a sí misma «empresa de alojamiento», queriendo de esta forma eludir toda responsabilidad del contenido que publiquen sus usuarios ya que únicamente proporcionan una plataforma para que otros la usen.

¿Qué sucede con esto? Que se crea el escenario perfecto para pornografía, pedofilia, materiales que inciten al odio y demás contenido ilícito campe a sus anchas en la plataforma.

Queda por comprobar si la aplicación ha llegado para quedarse, o es una moda pasajera. De momento el número de descargas de esta app ha crecido masivamente en el mes de septiembre en comparación con primeros de año, veremos si se mantiene.

Artículo originalmente publicado en nuestra Newsletter de LinkedIn

¿Encontraste este artículo interesante? Sigue a DDR en Twitter, Mastodon, LinkedIn, Tiktok y Facebook o suscríbete a nuestra newsletter.