La Sala Tercera anula el requisito de que las empresas de VTC dispongan de una flota mínima de siete vehículos

Esta decisión se adopta «al estimar que las normas supuestamente infringidas en que se funda el reproche de deslealtad no imponen obligaciones a la empresa demandada, sino a los titulares de licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), con los que Cabify no puede confundirse».