Hoy repasaremos lo básico para tener nuestro perfil del Tumblr seguro.

Todas las fotos que subes a la red social se comparten con todo el mundo.

Y puede que esto no te guste.

Parece haber incumplido este derecho recogido en el RGPD

Le absuelven del delito de captación, adoctrinamiento o adiestramiento para cometer cualquier delito de terrorismo del que también estaba acusado por la Fiscalía

Para conseguir las imágenes acudía a un conocido foro yihadista, de acceso cerrado, para posteriormente distribuirlas por la red

El tribunal les absuelve del delito de integración en organización terrorista.

Considera que sus tuits eran reprochables social y moralmente, pero que no resulta proporcionada una sanción penal.

La sentencia -cuyo ponente es el magistrado Andrés Martínez Arrieta- indica que “el discurso del odio es claro en su afirmación antijurídica y típica”.

Aunque en esta sentencia se esta habla de la red social Twitter hay que tener cuidado. Ya que, en caso de compartir un post en Facebook o compartirlo vía Instagram /Snapchat también cumpliríamos los requisitos citados por el Alto Tribunal.

Los mensajes en la red social publicados por el acusado -de 25 años-, son ejemplo del discurso del odio que incita a la violencia.

La Generalitat aprueba un proyecto de ley para que el testamento designe quienes gestionarán la información colgada en la Red

La condenada escribió en marzo de 2015 un comentario en la red social en el que decía que su excónyuge era un “hipócrita” y que “mientras el niño estaba en el hospital ingresado, él se estaba acostando con otra mujer”

El proceso de borrar las cuentas que tenemos en Internet es, cuanto menos, tedioso.

Con la aplicación que os traemos hoy en unos pocos clics podrás acabar con todas ellas de una manera rápida y sencilla.

La empresa ha publicado todas las medidas que está tomando para contrarrestar las prácticas terroristas en su plataforma.

Su postura ante el terrorismo es simple: no hay lugar para el en Facebook.

Internet es un mundo paralelo al físico en el que la mayoría de las personas toman su identidad real y la plasman en ella pero, hay alguna que otra excepción. 

Sí, has acertado, hablamos de los Trolls.

Lo que decimos aquí tiene consecuencias en la vida real.

Con esa idea nace el proyecto ‘Rewind’ apostando por una respuesta activa ante el odio irracional en las redes.

Un suizo ha sido condenado a 4.000 francos (3.675 euros) de multa por un ‘Me gusta’ en una publicación de la red social Facebook que tachaba de racista a un conocido defensor de los derechos de los animales.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que los 13 comentarios que escribió esta persona en la red social Twitter, entre 2013 y 2016 sobre el almirante Carrero Blanco y el terrorismo constituyen un delito de humillación a las víctimas

Cuando hablamos de redes sociales, siempre pensamos en unas redes abiertas en las que los requisitos para registrarse son unicamente un correo electrónico y una contraseña, pero hay algo más importante, la edad.

El Tribunal Supremo es claro: “Que el titular del perfil haya “subido” una fotografía accesible al público en general, no autoriza a un tercero a reproducirla en un medio de comunicación”.