Le absuelven del delito de captación, adoctrinamiento o adiestramiento para cometer cualquier delito de terrorismo del que también estaba acusado por la Fiscalía

Para conseguir las imágenes acudía a un conocido foro yihadista, de acceso cerrado, para posteriormente distribuirlas por la red

La sentencia -cuyo ponente es el magistrado Andrés Martínez Arrieta- indica que “el discurso del odio es claro en su afirmación antijurídica y típica”.

Aunque en esta sentencia se esta habla de la red social Twitter hay que tener cuidado. Ya que, en caso de compartir un post en Facebook o compartirlo vía Instagram /Snapchat también cumpliríamos los requisitos citados por el Alto Tribunal.

Los mensajes en la red social publicados por el acusado -de 25 años-, son ejemplo del discurso del odio que incita a la violencia.

La Generalitat aprueba un proyecto de ley para que el testamento designe quienes gestionarán la información colgada en la Red

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que los 13 comentarios que escribió esta persona en la red social Twitter, entre 2013 y 2016 sobre el almirante Carrero Blanco y el terrorismo constituyen un delito de humillación a las víctimas

Cuando hablamos de redes sociales, siempre pensamos en unas redes abiertas en las que los requisitos para registrarse son unicamente un correo electrónico y una contraseña, pero hay algo más importante, la edad.

En los comentarios publicados en la red social decía, entre otras cosas, que “53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parece con la de putas que hay sueltas” o “ya tengo los explosivos preparados para liarla en Sol, Feliz Año, Alá es grande”.

La Sala II del Tribunal Supremo considera que fueron mensajes de humillación y burla que “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano”.

No se puede negar que cuando se habla de redes sociales estas sacan las mejores características del ser humano.

Esperamos que no haya pasado desapercibida la ironía de la frase.

Twitter ha implantado unos recursos para que hagamos tiempo en nuestro “timeline” de insultos y cuentas que se dedican únicamente a ofender.

Años se lleva pidiendo la función de “No me gusta” en Facebook y una de sus principales competidoras le ha adelantado por la derecha introduciéndola sin hacer mucho ruido.

Posiblemente, la función menos deseada por los usuarios de Twitter.

¿Cuánto cobra tu famoso favorito por ese mensaje en el que sale promocionando un producto? Unos 75.000 dólares de promedio.

Sí, has leído bien.

Si bien el daño ya está hecho una vez se publican estos contenidos, como usuario puedes solicitar su eliminación completa en las distintas redes sociales.

Hoy en día hay que ser tener en cuenta que, además de nuestro paso físico por la vida, también dejamos atrás nuestra vida digital. Esas fotos tan fantásticas de Instagram, todos esos circulos en Google+, ese perfil de Facebook del que te sientes tan orgulloso…

Ha sido condenada a un año de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas debido a los comentarios que publicó en su cuenta de Twitter.

Desde Twitter no están probando ninguna app que nos permita ver quien visita nuestro perfil y, menos aún, se encuentra en fase beta.

Por ello, mucho cuidado cuando miréis vuestro TL, ya que podemos encontrarnos un enlace que quiere quedarse con nuestra cuenta.

Y otro más… Esta vez, más de 2.500 usuarios han sido afectados por un nuevo ataque.