Si te has fijado en la foto que encabeza esta noticia, puede parecer que Instagram ha realizado una exposición con algunas de las mejores fotografías de sus usuarios. Nada más lejos de la realidad, se trata de la feria de arte de Frieze en Nueva York y esas capturas se han vendido por 90.000 dólares.