El acusado consiguió que la mujer, a la que conoció a través de una página de contactos de internet, le entregase 127.000 euros