Ya no hay barreras que separen el mundo digital y el mundo real. Por tanto, si en tu vida cotidiana tomas precauciones, deberías también hacerlo en la Red.