¿Y si te dijera que agencias gubernamentales están comprando datos de ubicación extraídos de aplicaciones que a simple vista parecen inofensivas?

Todos somos susceptibles de convertirnos en víctimas, ya que estamos expuestos de forma permanente a el a través de todos nuestros dispositivos.