Su labor es reforzar la coordinación y cooperación entre las distintas Administraciones Públicas y los sectores públicos y privados en Ciberseguridad.