Corría el año 1971. Internet aún no había nacido, pero ya habían nacido los programas no deseados.