Las autoridades policiales rumanas han detenido a ocho ciberdelincuentes sospechosos de ser parte de una banda criminal internacional que robó dinero en efectivo de cajeros automáticos utilizando malware.