A partir de hoy puedes comprar productos en cualquier tienda online de cualquier país de la UE sin ser re-dirigido al dominio de tu país.