Te has quedado solo en casa, un ciberdelincuente no deja de atacarte.

¿Podrás defender tu hogar?