Esta lista es la respuesta a una realidad alarmante: el último cambio de la ley electoral permite a los partidos políticos utilizar tus datos de formas nuevas y preocupantes.