El incidente ha sido detectado a finales de febrero de 2020 y se han utilizado las credenciales de dos trabajadores de la compañía para robar los datos.