Años se lleva pidiendo la función de «No me gusta» en Facebook y una de sus principales competidoras le ha adelantado por la derecha introduciéndola sin hacer mucho ruido.

La semana pasada internet ardía tras la revelación por parte de Mark Zuckerberg de que Facebook iba a incluir en su red social un botón de «No Me Gusta». A partir de ese momento, no ha habído más declaraciones relativas a este tema pero no han tardado en salir aquellas personas dispuestas a aprovecharse de los incautos.