Google ha modificado los anuncios para que se parezcan más que nunca a los resultados de de las búsquedas orgánicas. Ahora no hay casi diferencia.