Un magistrado de Estados Unidos ha aceptado una demanda colectiva contra Yahoo, que ha sido acusada de interceptar de forma ilegal los contenidos de su servicio de correo.