La empresa de la República Checa compra a uno de sus principales competidores por 25 dólares por acción.