Ante una oleada de ciberataques tenemos que estar preparados y puede que, llegado el momento, necesitemos una buena excusa.

Nombres de usuario, direcciones de correo electrónico y contraseñas de más de 32 millones de cuentas de Twitter han aparecido en la Dark Web.

Aunque Twitter lo desmiente nosotros, por si acaso, cambiamos nuestras contraseñas.

Hoy no es un buen día para los usuarios de esta «red social». Los hackers que afirmaban haber robado los datos de Ashley Madison, uno de los sitios de encuentros «casuales» más famosos de la red, han colgado alrededor de 10GB de informacion de datos personales de los usuarios en Internet.