¿El motivo? La desacertada publicidad de ‘Fe de Etarras’ que la plataforma ha colgado en San Sebastián.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que los 13 comentarios que escribió esta persona en la red social Twitter, entre 2013 y 2016 sobre el almirante Carrero Blanco y el terrorismo constituyen un delito de humillación a las víctimas

En los comentarios publicados en la red social decía, entre otras cosas, que «53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parece con la de putas que hay sueltas» o «ya tengo los explosivos preparados para liarla en Sol, Feliz Año, Alá es grande».