La empresa rusa era sospechosa de ser responsable de numerosas campañas de desinformación, incluyendo algunas durante las elecciones de 2016.

Hay personas que tratan de aprovecharse de esta situación creando cuentas en redes sociales como Twitter, con el objetivo de manipular a la población.

El mayor riesgo que estamos corriendo, no son solamente los ciberriesgos, sino, de forma muy destacada… la manipulación de la información.

La agencia de noticias Reuters y Facebook lanzan un curso gratuito online muy recomendable para aquellos que leen las noticias y están en las redes sociales