Y no únicamente ellos: Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Colombia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Portugal, Suiza y el Reino Unido también se han unido al proyecto.

La policía española ha detenido en siete provincias españolas a 30 personas que operaban una red de centros de «minería» de la moneda virtual bitcoin para blanquear dinero procedente de la distribución ilegal de contenidos de televisión de pago.