Puede que hoy, tu hijo este genial en esa foto cambiándole el pañal que tú decides subir a Facebook.

Lo que no puedes saber es si cuando crezca, querrá que dicha foto esté publicada en las redes sociales.

La red social no ha logrado detener la demanda de una joven de Irlanda cuya fotografía, desnuda, apareció en la plataforma en reiteradas ocasiones.

Desde el viernes, los enemigos de este tipo de prácticas tienen un nuevo aliado: Google. El gigante americano anunció que comenzará a eliminar las solicitudes para eliminar imágenes desnudas o sexualmente explícitos compartidos sin el consentimiento del sujeto para que no aparezcan en Google Search