WhatsApp ha comunicado a las autoridades europeas de protección de datos que no ha iniciado el intercambio de información y que no comenzará a realizarlo hasta que no queden resueltas las «preguntas y preocupaciones» derivadas de su nueva política de datos.