Este grupo de trabajo tendrá como objetivo la creación de un estándar para hacer frente a los ataques de ransomware.