Si no eres consciente que la informática ha venido para quedarse, es hora de que lo vayas asimilando.

Vender ordenadores con programas preinstalados no constituye una práctica comercial desleal si el consumidor ha sido debidamente informado.

Aunque parezca algo actual, a principios de los años 60 ya se empieza a hablar del poder del cómputo pero no es hasta los 90 cuando se acuña el término del Cloud Computing y en la primera década del siglo XXI cuando explosiona esta tendencia revolucionaria.