Wikileaks sufre las consecuencias del fuego cruzado entre OurMine y Anonymous.