Entre estos ciberataques encontramos el intento de ciberataque contra la OPCW, ‘WannaCry’ , ‘NotPetya’ y ‘Operation Cloud Hopper’.

La Agencia constata que Facebook trata datos, incluso especialmente protegidos, con fines de publicidad sin recabar el consentimiento y no cancela totalmente la información de los usuarios cuando ya no es útil para el fin para el que se recogió ni cuando estos lo solicitan.

Al igual que sucediese en la Unión Europea, los rusos quieren que el «derecho al olvido» pueda aplicarse en su territorio. Por ello, se encuentran desarrollando una ley que obligará a los motores de búsqueda a eliminar los enlaces a información y contenidos en base a las peticiones de los usuarios.