El malware StalinLocker le da a la víctima diez minutos para poner el código correcto o ver cómo se borran completamente sus datos.