Consideran que la privacidad es un derecho humano fundamental.