Vamos a ser claros y precisos: nada bueno puede acarrearte el uso de la misma contraseña en varios servicios en Internet.