La compañía dice que sólo toma datos públicos, pero el ‘scraping’ está prohibido en los términos de uso de la mayoría de las redes sociales.