El método oficial para actualizar, sigue vigente cinco años después y nos permite actualizar a Windows 10 nuestros sistemas sin ningún coste.