Cyber

Una mujer demanda a una compañia de juguetes sexuales por registrar su actividad.

Y, es que, puede que el Internet de las Cosas no sean todo ventajas.

Cada día que pasa más dispositivos tienen una conexión a Internet: coches, casas, relojes, lavadoras… Hasta los juguetes sexuales.

Ese es el caso que os traemos hoy y, es que, una mujer anónima bajo las sigas de NP ha realizado una demanda colectiva contra la empresa Standar Innovation, la creadora de We-Vibe, un juguete sexual “inteligente”.

La demanda viene a raíz del descubrimiento de que la aplicación que utiliza el dispositivo registra la forma exacta de masturbación de sus usuarios y transmite dicha información, junto con otros datos personales, a los servidores de la compañia…

Y llegamos al quid de la cuestión.

La demandante aseguró que desconocia que el dispositivo We-Vibe era capaz de esto y que lo descubrió cuando unos investigadores lo enseñaron en la conferencia de Defcon este año. Standard Innovations no ha tardado en contestar a estas acusaciones, asegurando que la recolección de datos está dentro de los términos de servicio que uno acepta -y nadie lee, como la señora NP- al usar el producto y que la recopilación de los datos se realiza de forma anónima.

Aún con esto, han habilitado una opción para que los usuarios se puedan dar de baja del “programa de seguimiento” del dispositivo.

Fuente | Vocativ

Hace unos años decidí juntar todas mis pasiones en un blog y desde entonces escribo sobre ello. Editor de Derecho de la Red.

Deja un comentario