Puedes consultar la sentencia aquí.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Teruel ha condenado a un vecino de esta ciudad a la pena de 50 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad por acosar a su expareja enviándole, durante los días 6 y 7 de abril de 2018, más de 100 folios de WhatsApp.

La sentencia relata que, aún cuando la víctima decidió bloquear la entrada de mensajes procedentes del ahora procesado, este no depuso su actitud, sino que siguió efectuando llamadas telefónicas constantes, seguimientos con el vehículo y esperas en el domicilio de la mujer.

El fallo  considera que el proceder del acusado perturbó la vida diaria de su expareja, ocasionándole “cierto temor, desasosiego y preocupación”.

El Juzgado condena asimismo al procesado, a quien estima responsable de un delito de violencia contra la mujer en la modalidad de acoso, a no aproximarse a su víctima a menos de 100 metros, así como a su domicilio, lugar de trabajo u otros espacios que frecuente, prohibiéndole igualmente comunicarse con ella por cualquier medio informático, telefónico, telegráfico o carta, durante un plazo de doce meses.

El procesado reconoció los hechos y se conformó con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal, lo que le supuso una reducción de la condena en un tercio.

Fuente | Poder Judicial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Category

Derecho, Noticia

Tags

, , , , ,