La Sala Segunda del Tribunal Supremo señala que la víctima se ve compelida a realizar un acto no querido por el temor a la propagación de las imágenes

La sentencia señala que la víctima, tras bloquearle en el teléfono, siguió siendo acosada.

La Sala Tercera anula el requisito de que las empresas de VTC dispongan de una flota mínima de siete vehículos

Para conseguir las imágenes acudía a un conocido foro yihadista, de acceso cerrado, para posteriormente distribuirlas por la red

Señalaba que Google había cometido una intromisión en su intimidad y honor e instaba a que retirase de sus indexaciones la información personal sobre la condena que se le impuso por delito contra la Hacienda Pública

El tribunal les condena también a indemnizar con 37.000 euros a los cerca de 172 perjudicados y a las 15 entidades financieras.

Los mensajes contenían expresiones insultantes e intimidatorias hacia su persona tales como que era “una puta a la que iba a matar”, “que le iba a destrozar toda la casa” y que, además, “era una hija de puta” y “una puta mierda.”

Ejerció “un control incesante en la vida de la perjudicada, alterándola gravemente e impidiendo que se desarrollase con normalidad”. La Sala le absuelve de cuatro delitos de agresión sexual y de los delitos de amenazas, malos tratos y delito leve de injurias por los que el fiscal pedía 53 años de prisión

El demandante solicitaba la retirada de un artículo que informaba de su absolución –sin dar su nombre- y que incluía una fotografía tomada lícitamente en el juicio

La condenada escribió en marzo de 2015 un comentario en la red social en el que decía que su excónyuge era un “hipócrita” y que “mientras el niño estaba en el hospital ingresado, él se estaba acostando con otra mujer”

Desestima el recurso del condenado, que pretendía una relación amorosa con su compañera de trabajo y la sometió a continua vigilancia.

La mujer tuvo que cambiar de domicilio por el seguimiento del que estaba siendo objeto y será indemnizada con 2.000 euros por daño moral.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que los 13 comentarios que escribió esta persona en la red social Twitter, entre 2013 y 2016 sobre el almirante Carrero Blanco y el terrorismo constituyen un delito de humillación a las víctimas

La Sala II del Tribunal Supremo considera que fueron mensajes de humillación y burla que “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano”.

La sentencia indica que la conducta de los acusados incorporando a su página los contenidos íntegros de la titularidad aunque sin la autorización de sus propietarios encaja en el delito contra la propiedad intelectual

Escribieron mensajes vejatorios de contenido sexual en un grupo del que formaba parte la víctima, que sufrió estrés postraumático.

Y es que, lo que pasa en Internet no se queda en Internet.

Hay un antes y un después en esta materia tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 13 de mayo de 2014.

En la siguiente infografía que os traemos hoy se incluyen algunos datos de interés sobre el derecho al olvido en Google.

Ha sido condenada a un año de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas debido a los comentarios que publicó en su cuenta de Twitter.

El menor había entrado anteriormente a la red social desde el ordenador del condenado y éste aprovechó el acceso para enviar mensajes “de dudoso gusto” a los amigos del menor en Tuenti