El juez del juzgado de Instrucción 3 de Teruel ha condenado a un hombre a 38 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad como autor responsable de un delito de violencia contra la mujer por amenazar a su exnovia con mensajes de whatsapp insultantes e intimidatorios lo que generó en ella desasosiego y temor.

El magistrado le prohíbe aproximarse a la víctima a menos 200 metros y comunicarse con ella, por cualquier medio, durante ocho meses. Le prohíbe además durante el mismo periodo de tiempo, portar o tener cualquier tipo de arma.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del juzgado de guardia el pasado día 10 de febrero momento en que se dicto una medida de protección hacia la mujer otorgándosele el uso de la vivienda.

Ahora, tras la sentencia de conformidad dictada por el juzgado de violencia contra la mujer de Teruel y al no haber hijos en común, el juez ha decidido dejar sin efecto esa medida civil y por ello le impone la prohibición de alejamiento y comunicación.

La sentencia es firme y puedes consultarla aquí.

Imagen | Getty Images