Hasta hace muy pocos años, si un abogado se hacía un perfil en LinkedIn daba a entender que estaba buscando trabajo. Pero eso ya forma parte del pasado.