La Autoridad Irlandesa de Protección de Datos ha multado a la plataforma de Instagram, propiedad de Meta, con 405 millones de euros por infringir el Reglamento General de Protección de Datos.

La multa, que es la segunda más alta bajo el RGPD después de una sanción de 746 millones de euros contra Amazon, es la tercera para una empresa de propiedad de Meta dictada por el regulador irlandés y es la segunda de mayor cuantía a una empresa de Meta tras la sanción de 267 millones de dólares impuesta a la plataforma de mensajería WhatsApp, propiedad de Meta, el pasado mes de septiembre por incumplir el principio de transparencia del RGPD.

La investigación, que comenzó en 2020, se centraba en el tratamiento de los datos de los niños por parte de la plataforma para las cuentas comerciales y en un sistema de registro de usuarios que, según la autoridad irlandesa, podía llevar a que las cuentas de los usuarios menores de edad fueran «públicas» por defecto, a menos que el usuario cambiara la configuración de la cuenta para ponerla en «privada».

En un comunicado enviado por correo electrónico, el CPD irlandés confirmó la sanción, pero ha declinado hacer más comentarios.

Se espera que la motivación de la sanción se haga pública en los próximos días, ya que se prevé que la decisión final se publique la semana que viene (suponiendo que no se filtre antes).

¿Encontraste este artículo interesante? Sigue a DDR en Twitter, LinkedIn, Tiktok y Facebook o suscríbete a nuestra newsletter.